El raro del grupo

Este es un artículo viejo, pero me gustaría publicarlo de una buena vez, para la opinión pública.

Obvio, disculpen si se hieren ciertas susceptibilidades, pero en fin 🙂

 

 

 

Muchas gente ve de mala manera que a muchos nos gusten los cómics, el manga, el anime y otros pasatiempos similares.

En mi caso, leer cómics, manga, ver anime, jugar videojuegos, Magic: The Gathering y demás, me han permitido no solamente pasar el tiempo, sino también conocer personas maravillosas que puedo realmente considerar mis amigos.

Siempre fui catalogado como el “raro” en muchos círculos sociales, algo con lo que imagino que muchos de los que leen esto podrán identificarse.

“¡Ay sí! Tus cuentitos para niños”. 

“Ya madura y deja de jugar tus cartitas (o el Nintendo)”. 

“Ash, puras cosas raras las que lees (o ves)”. 

Seguramente, éstas y muchas otras frases muy similares son las que han escuchado toda su vida.

El sentimiento de rechazo es algo natural ante algo que no se comprende.

Dentro de mis círculos sociales, a muchos de mis conocidos y amigos normalmente les gusta salir a beber a algún antro o bar de moda, e ir a bailar. No voy a negar que no me he juntado con ellos, aunque casi siempre nunca bebo y menos bailar (años de hacer taekwondo pueden conllevar a que tus músculos no estén completamente relajados y la memoria muscular de los movimientos se hace visible, haciéndote ver que parecieras robot, jajajaja :P).

Por lo regular, si llego a beber algo es una cerveza o un par de whiskies, eso sí, al menos con algo de comer para evitar problemas y jamás mezclando. (Jamás me he emborrachado he de confesar… No le veo el caso).

Normalmente así son varios de mis amigos.

Pero también tengo a mis amigos que compartimos gustos por ciertos pasatiempos.

Ya sea jugar videojuegos, leer cómics o jugar TCG’s o RPG’s, siento que esos ratos que he pasado con ellos son mejor que cualquier antro de moda o matar neuronas con alcohol.

Muchas veces es gracias a estos pasatiempos que he podido establecer vínculos que han durado años con ellos. Aunque muchos hemos tomado caminos distintos tanto personal como profesionalmente, jamás hemos perdido el contacto. Y eso es algo que agradezco a la tecnología especialmente.

Es un gusto saber que tengo amigos con los cuales puedo platicar de cualquier cosa; no solamente dentro del país, sino también en el extranjero. Y eso es genial, porque nuestros hobbies han trascendido todas las fronteras.

Muchas veces, ha pasado que nuestras agendas no coinciden, o que los husos horarios en los que vivimos varían, o que se nos presenta alguna novedad en nuestra vida diaria; pero siempre hemos tenido tiempo de compartir algo nuevo.

Da gusto platicar con ellos, no solamente de hobbies, sino también a nivel personal.

“Ya nació mi segundo bebé”.

“¡Ya me casé!”

“¡Me mudé a….!”

Es agradable saber que nuestras vidas han cambiado y nos realmente gusto lo que podemos platicar.

Desafortunadamente, para la mayoría de la gente, cuando hablamos de nuestros gustos; normalmente el rechazo es casi inmediato. Es triste ver que todavía existe esa intolerancia o ese hastío por algo tan simple como un pasatiempo que no sea fútbol o alguna otra cosa que los mexicanos tienen arraigado a ciertos “clichés” que se consideran normales.

En lo particular, jamás me ha gustado el fútbol. Solamente lo veo cuando juega México en alguna copa o en el Mundial. Fuera de eso, realmente no le veo el caso.

Hoy en día, me encuentro en una ciudad en la que pareciera que he retrocedido como 20 o 30 años en el tiempo culturalmente.

Explico la situación un poco más a detalle:

  • La diversidad religiosa es una de las más altas (si no es que la más alta) del país.
  • La penetración de las telecomunicaciones es mínima (casi nula) con respecto a la Ciudad de México. Solo hay 1 compañía de telefonía, que es Telmex, así que olvídate de opciones en cuanto a internet o Triple-Play
  • Hay 3 cines en toda la ciudad (Cinemex llegó apenas hace 1 año a la ciudad, así que para que se den una idea). Prácticamente todas las funciones están dobladas al español y las que vienen subtituladas en inglés son o muy tarde o muy temprano, ya que casi nadie quiere ir a verlas en inglés (y en consecuencia, el nivel de inglés en la zona es extremadamente bajo).
  • Hay mucho machismo y caciquismo. (Así es. Desafortunadamente, a las mujeres no les va tan bien cuando deciden ser independientes. Muchas profesionistas ceden ante la presión social y se vuelven amas de casa de tiempo completo cuando se casan, sobre todo porque existe esa creencia antigua de que “la mujer debe estar en la casa con los hijos”.)
  • Los embarazos precoces son altos y los matrimonios entre personas no mayores de 21 también es alto. Esto se traduce en personas que no terminan la escuela por casarse y tener hijos muy rápido y a mano de obra muy barata y sin preparación para trabajos complicados.
  • Crecimiento económico pobre. Es una zona muy rural, con pocas oportunidades laborales dentro de otros ámbitos que en la Ciudad de México encontrarías con mayor facilidad. Hay ciertos sectores que requieren mano de obra muy especializada, pero con el nivel de salarios de esta parte del país, es muy difícil que alguien venga a cubrir esas plazas debido a que hay que buscar en la zona centro y norte de México, y el salario no es atractivo para esas personas.
  • En música: a menos que te guste la música cristiana, la banda (¡ugh!), o el reggaetón (mega-¡ugh!), olvídalo amig@. La única estación que llega a pasar música en inglés, pasa puras canciones de los 90’s y una que otra de la primera década del 2000 (Ace of Base, 4 Non Blondes, Bon Jovi, etc). Para mis vecinos soy el engendro de Satanás cuando escucho Metallica, Slipknot, Dethklok o hasta a Elvis Presley… Tanto así.

En fin. Disculpen la explicación técnica.

¿Cómo se traduce esto en ser “geek” en esta parte de México?

Si antes eras el raro del grupo en la ciudad de México, acá es similar a cuando Galileo se enfrentó a la iglesia católica con la teoría Heliocéntrica, jajajajaja. :P.

Nadie sabe de lo que estás hablando. He encontrado un puñado de aliados, pero prácticamente 99% de la gente no entiende nada si no hablas de cerveza, fútbol o la novela de las 9.

Encontrar tus cómics, mangas o demás se vuelve un infierno. Sólo hay una tienda especializada, y casi todo lo tienen atrasado o dejan de traerlo. (Gracias por existir internet, así lo puedo comprar en línea).

Buscar libros en otros idiomas, también es un lío. Nadie lee en inglés… ¿Por qué? No lo sé con exactitud, pero encontrar libros en otros idiomas para que practiques o nada más por el gusto, olvídalo (gracias a mi jefe, por esos viajes al DF y a Estados Unidos).

TCG’s…. A menos que te guste Yu-Gi-Oh!, no hay otra opción…. Nuevamente, doy gracias al internet y a los viajes, porque puedo comprar cartas de Magic en otros lados, pero no acá… 😦

RPG’s. Fuera de cuestión. Nadie juega aquí RPG’s (sólo conozco una persona que ha llegado a jugar D&D, pero nadie sabe de Vampire, Werewolf o algún otro). Que yo sepa, mis libros de Vampire son únicos aquí.

Entonces, a no ser por un conocido (y los encargados de la tienda de cómics), nadie comparte mis intereses en estos hobbies.

El geek en Tapachula, Chiapas vive con un estigma casi similar al que les toca a las personas de la comunidad LGBT: son un tabú.

Eres un pervertido porque creen que todo el anime es similar a To Love Ru, o Highschool DxD (o sea… puras chicas desnudas).

Eres raro porque te gusta un idioma diferente al español (ya sea japonés, inglés o cualquier otro).

Eres raro porque no te emborrachas en los botaneros (los bares diurnos), ni ves fútbol.

En fin, son muchas las situaciones que uno pasa por simplemente disfrutar algo que a los demás les resulta extraño.

Honestamente, no busco la aceptación social aquí. He visto como la sociedad en la que vive la gente de aquí ha adoptado esas normas y ha dejado que continúen. Para ellos está bien como piensan.

En muchas ocasiones, con amigos y conocidos he platicado como estos hobbies nos han ayudado en nuestras vidas personales y profesionales. Muchos de esos puntos los ha tratado mucha gente en internet, así que no creo que sean muy diferentes de los que voy a enumerar:

  • He mejorado mi inglés. En esto, los videojuegos me han servido mucho en ampliar mi vocabulario (así es amigos… hay más en los videojuegos que sólo “Fuck”, “shit”, “piss”, “motherfucker”, “Reloading!”, “Care package incoming”, etc, etc). Muchas expresiones que me han ayudado en juntas, planes y hasta conversaciones fuera de la oficina en los países a donde he podido viajar, han sido muy útiles a la hora de ponerlas en práctica. Y lo mejor de todo; sigo aprendiendo nuevos términos cada día.
  • Mi capacidad para adaptarme a diversas situaciones es mayor a la del promedio. Actuar ante eventos que no son parte de tu día a día, y sobrellevar o controlar la situación, es algo que me ha servido mucho.
  • Toma de decisiones. Así como en un RPG que te pide tomar decisiones que van a afectar el resto del juego, o jugar esa carta clave en el momento preciso; la toma de decisiones ya no es tan complicada para mí. Veo a mucha gente dudar cuando alguien plantea un problema que se puede resolver; pero dudan de ellos mismos o de sus capacidades. Para mí, es como una “quest” más en mi inventario. XD
  • Conocer gente. Quizás suene un poco ambiguo, pero creo que puedo decir que puedo leer mejor el comportamiento de ciertas personas, y tratar de llevarme bien con ellos o mejor de plano, evitarlos para que no haya problemas. Es como cuando tú dices “Este es el bueno o el malo de la película”. Por eso digo que es algo ambiguo, pero hasta el momento, ese sentimiento que he desarrollado por leer tanto y observar en otros medios a los personajes, me ha servido para buscarme problemas mayores.
  • Creatividad. No me gusta quedarme haciendo lo mismo día tras día. A pesar de que así lo dictaminen mis actividades diarias, me gusta darle un toque divertido. A nadie le gusta hacer exactamente lo mismo día tras día como un robot. A veces, ver las cosas con un enfoque diferente, como cuando cambias de un tipo de juego a otro, ayuda a que las cosas sean más interesantes.
  • Lazos de amistad duraderos. Ya lo mencioné antes; pero creo que es bueno recalcarlo. Para mí, una persona que es capaz de expresar sus verdaderos intereses, es más confiable que alguien que conoces de un rato y que por dentro piensa que eres raro.
  • Expandir mis horizontes. A todos nos gusta soñar, de eso no hay duda. Pero cuando ves otras culturas al leer o aprender de ellas mediante tus hobbies, te das cuenta de que el mundo es pequeño y a veces quieres tratar de adoptar ciertos rasgos culturales de otros lados que te permiten volverte más globalizado (tip: eso del respeto de los asiáticos al espacio personal te va a abrir muchas puertas cuando tengas clientes o compañeros de trabajo y vas a ganar un aliado poderoso en Oriente).

It’s not easy to write a good story

Siempre me ha gustado escribir.

Siento que es la mejor manera de expresarme, ya que me cuesta mucho trabajo hablar con la gente. Soy muy tímido por naturaleza y para hablar con alguien en confianza significa un gran esfuerzo para mí. Las personas que llamo mis amigos realmente saben de esto, así como mi familia.

Es por ello, que la escritura es un medio de expresión que me ha permitido a través de los años expresar cosas que no podría decir con mi voz.

Siempre he soñado algún día con escribir una novela digna de ser leída por más personas. He escrito cuentos, historias, novelas cortas y muchas cosas que he mostrado a las personas a las que tengo confianza y me han dado muchas veces comentarios positivos, así como recomendaciones que trato de seguir y tomar muy en cuenta para la próxima vez.

Recuerdo que en la escuela, cuando había concursos de ensayos y muchas veces de “calaveritas”, siempre me decían que entrara; tanto mis maestros como mis compañeros. Honestamente, más que ganar o algo así, lo hacía por gusto.

Aún cuando estudié ingeniería, a veces mis maestros me decían que hubiera estudiado Letras. Pero me di cuenta que las matemáticas y los cálculos son lo que yo quería hacer el resto de mi vida.

Aún así, la escritura es algo que he amado siempre y no me gusta dejarlo mucho tiempo. Esa sensación de catarsis que se siente después de haber estado escribiendo un buen rato, ya sea sobre un cuaderno o aquí en el teclado de la computadora; se siente bien. Lamentablemente, la carga de trabajo, el estrés diario con el que llego a casa y otras cuestiones no me han permitido hacerlo tan seguido como yo quisiera.

Es por eso que hay que aprovechar los pequeños momentos en que la carga de trabajo no es tan dura, para poder descargar este peso del alma.

Admito que estoy actualmente bajo mucho estrés, por cuestiones laborales en realidad, pero estoy bastante contento. Me hacía falta escribir en mi blog y compartirles esta pequeña experiencia.

La lengua escrita es algo maravilloso. Puedes crear mundos completos en tinta y papel que no existirían de otra manera. La imaginación no descansa. Las ideas fluyen como agua que lleva un río y al final llegan a plasmarse en un texto que puede que te guste y que les guste a los demás.

Desde que aprendí a leer, muchos autores han sido mi inspiración para escribir.

Desde los hermanos Grimm, Tolkien, Dante Alighieri, Aldous Huxley, Baudelaire, Sir Arthur Conan Doyle, Rodolfo Usigli, García Márquez, y muchos, muchos más han influido en mis escritos.

La ciencia ficción es uno de mis géneros favoritos para escribir.

¿Por qué? Pienso que es uno de los géneros que dan más libertad al autor. Puedes escribir sobre hecho casi reales, ya sea de actualidad o no. O puedes crear mundos totalmente nuevos.

Pero obviamente, por esto mismo; es uno de los géneros más difíciles para complacer a todos.

No a todos les gusta la ciencia ficción, en primer lugar. A veces tiene que ser algo preciso, algo de suerte y sobre todo una buena historia.

Aceptémoslo, Harry Potter es una de las mejores series literarias de los últimos tiempos (aunque 7 libros ya es demasiado y no es muy totalmente de mi agrado). Rompió récords de ventas, fue adaptado a películas, tiene millones de seguidores y hasta un parque temático en Inglaterra. Pero al parecer, lo primero que se me viene  a la mente detrás del éxito es que tuvo una buena historia. Aclaro, no he leído todos los libros; pero cuando leí el primero, me di cuenta de algo que logró J.K. Rowling desde el principio: gustarle al lector.

Tiene una narrativa sencilla, no usa lenguaje de muy alto nivel, pero desde el principio te cuenta el inicio de una historia que está destinada a llegar a niveles muy altos en un futuro. Por ello, pienso que es algo muy sencillo de leer, pero que es disfrutable para los lectores de todas las edades.

“Atrapar al lector”.

Ese es quizás el sueño de todo escritor.

Se oye fácil, pero no lo es para nada. ¿Cómo escribes algo que sea tanto disfrutable para ti como para tu lector? ¿Imaginará las cosas como yo las imagino al momento de escribir? ¿Visualizará en su mente a los personajes como yo los veo? ¿Las sensaciones descritas serán casi reales para él o ella?

 

Un sin fin de preguntas saltan a la mente, y de ahí, a los dedos que teclean estas palabras.

En fin, ojalá un día uno de mis relatos pueda inspirar a más gente a escribir más o a escribir para ellas.

Viviendo en Tapachula

Tenía rato que no escribía en el blog. 

Lo que es el último trimestre del año ha sido un cambio radical en mi vida. 

Me ofrecieron un trabajo interesante en mi área de estudio. El problema: me tenía que desplazar a Tapchula, Chiapas. 

No fue una decisión fácil. 

Estaba cómodo, tenía un empleo estable, todos mis amigos y contactos están en el DF…

Sin embargo, pensé que ésta era una oportunidad de esas que vienen solamente una vez en la vida. Lo medité mucho y pues ahora estoy aquí, escribiendo desde un estado y una ciudad que desconocí siempre y con poco más de 1 mes de que llegué a vivir solo. 

¿Dónde está Tapachula? Pues resulta que Tapachula es prácticamente la frontera con Guatemala. Realmente la frontera está a unos 40 minutos en auto de aquí, pero es la última zona “urbana” antes de entrar a Guatemala. 

Hay un clima tropical y el calor es húmedo (oscilando entre unos 27 y 31 °C en otoño, que la época en la que estamos actualmente). Las lluvias son constantes. Es raro el día que no llueva aquí. 

Hay muchísima vegetación, y con la costa a 35 minutos, las palmeras también son parte del paisaje. 

Básicamente, Tapachula no es realmente una ciudad grande, es más bien un pueblo muy grande. 

Tienen varias cosas que se tienen en las ciudades más urbanizadas, no hay duda; pero faltan muchas cosas como para realmente decir que es una ciudad. 

Al estar en contacto con la frontera, no es raro ver guatemaltecos caminando por las calles. Sin embargo, la gran mayoría se encuentra en estado de pobreza hasta pobreza extrema. Es algo muy triste, pero es la realidad. Lo peor es que mucha de esa gente se dedica a la prostitución, algo que la gente de aquí se hace de la vista gorda. Ojalá alguna asociación pueda leer esto y venir a ver más de cerca esta situación para que esto ya no pase. 

Fuera de eso, Tapachula es un lugar bastante tranquilo. 

Tienes un par de plazas comerciales para ir a comprar. La tienda más grande es Fábricas de Francia. Extraño los Liverpools y Palacios de Hierro que abundaban en el DF, pero bueno, peor es nada, jajajaja. 

El transporte público es bastante eficaz, aunque los taxis son caros si vas a un lugar cercano. 

El camión, o las combis te cuestan 6 pesos, pero la tarifa inicial de un taxi es de 30 pesos. 

En realidad el taxi te cobra según la situación. Si hay mucho tráfico o los accesos se complican por la lluvia, te pueden cobrar un poco más, pero todo depende. Básicamente he llegado a cruzar media ciudad y me cobran entre 30 y 40 pesos, lo cual no se me hace tan mal si tomo en cuenta que vivo en una zona ubicada al centro y con bastante tráfico. Cuando voy al súper, la verdad hasta me conviene pagar el taxi. 

Hay un camión que se llama “Tapachulteco”, que es básicamente el clon del metrobús defeño. Tiene aire acondicionado, tiene unas 4 rutas principales (desconozco todas las rutas, porque sólo he usado una), las cuáles convergen en el centro. Cuesta también 6 pesos y lo puedes pagar ya sea con cambio o comprando una tarjeta como la del metro que venden en las tiendas de aquí. 

Prometo subir fotos para ilustrar cada cosa. Pero será en un post futuro. 

En realidad, fuera de la zona arqueológica, la ruta del café y la playa, hay pocas cosas que ver. 

Disfrutar de un domingo en el parque central o en el Bicentenario es algo que puedes hacer (si logras llegar aguantando el calor que hace a mediodía). 

La gente es muy amable y cordial aquí. Hay muchos descendientes de inmigrantes chinos y de otras nacionalidades aquí, así que ves características en la gente que normalmente no se ven en otros lugares. 

Las chicas son muy guapas también, jejejejejeje (lo siento, pero soy un hombre heterosexual que no puede ignorar cuando ve a una chica linda). 

La principal producción de esta parte del país radica en el café. Aquí hay muy buen café, comparable con algunos de la mejor calidad de otros lados. El problema radica en que no se ha explotado por completo esta cualidad, lo que me parece un desperdicio, porque se debería poner un mayor énfasis en llevar este producto a más lugares dentro de México y no dejarlo que se vaya en su mayoría a exportación. 

Compren café de Chiapas, no se arrepentirán. 

Bueno, voy a dejar este post así por el momento y volveré con más en el futuro próximo espero. 

 

 

 

Cierto y no tan cierto

Cierto y no tan cierto

Un día vi esta imagen, y me dio risa.
Pero la verdad es que la vida no tiene que ser el peor juego de todos.
Algunos dirán que sí, pero yo creo que es cuestión de percepciones.
No tienes una lista de achievements o trofeos. Estos llegan de sorpresa.
Como todo, hay cosas buenas y malas. Hay alegrías y tristezas.
No puedes escoger tu avatar al empezar, pero puedes “customizarte” hasta tu pensamiento. Algo que normalmente no podrías hacer en un juego.
Podríamos entrar en un buen debate sobre esta imagen.

Pero tal vez el reto más grande de todos es… Que solo tienes una vida. Así que haz lo mejor que puedas para vivirla a gusto y disfruta el viaje. No te encasilles en lo malo que pueda tener este gran juego.

Los planes de vida

Hoy quiero hacer un post muy personal, pero que me gustaría exponer al mundo. 

Me he encontrado en esta situación con varias personas, ya sean de mi familia o círculo de amigos: 

Todos: ¿Ya estás pensando en casarte?
Yo: No. Después de los 30 lo veo.
Todos: Pero… Es que para que disfrutes a tus hijos… Para que sientes cabeza… etc…etc.
Yo: A ver… Mi plan de vida lo estructuré así:

A los 25 me titulaba, ya lo hice.

No eché desastre hasta que salí de la escuela. De los 25 a los 30, quiero echar el desastre que no pude (de manera responsable) por dedicarme a estudiar.

Después de los 30 ya pienso en casa, coche y demás para encontrarme una chica linda que sea primero mi amiga, que se vuelva mi novia y luego mi esposa. No pueden pedirme que tenga novia así de la nada. 

 

Después de esto, me dan mil excusas para que ya me case. Me dicen “quedado” y yo me río.

Pero algo que veo en común con mucha gente que me dice esto, son detalles que los contradicen:

– Los que me dicen que a los 30 no voy a disfrutar a mis hijos: La mayoría tuvo a sus hijos antes de los 25 y ahora los veo desviviéndose por ellos. No les alcanza el dinero, no tienen casa propia, sino rentan o viven con sus papás o suegros. Tienen problemas económicos y maritales en su mayoría.

– Los que tienen novia ahorita: Está padre, los veo enamorados y todo. Punto en contra: Llevan 3 o 4 parejas diferentes, pero todo es sexo al principio y el amor no les dura cuando se aburren. Piensan que “salir” es irse a fiestas a emborracharse y drogarse. Dejan de ver cosas que les interesan o que les gustan por irse de “fiesta” con sus “parejas”. Al menos 3 de 4 veces, les son infieles durante ese tiempo. Están buscando a “Don” o “Doña” Perfección para quedarse con ellas. Son contados los que encuentran a la persona con la que quieren pasarse el resto de sus días. Y muchos otros que se casan a estas alturas, los veo divorciándose a los 6 meses o al año. Yo no le llamaría a eso “amor”. 

– Todos: Se estancan. No ven que hay un mundo ahí afuera lleno de oportunidades. Sus ideas mueren y dejan de tener nuevas ideas o dejan de nutrir el potencial que tenían o creían tener. 

Yo no digo que esté mal casarse ahorita. Al contrario, si me hubiera encontrado con la chava con la que quiera pasar el resto de mi vida juntos, y ella pensara lo mismo; tal vez lo haría. 

Pero… 

Dejaría de disfrutar muchas cosas que siempre he querido. 

Toda mi vida escolar, al menos hasta la universidad me la pasé sin novia, porque estuve en muchas actividades extra escolares. Algunas por gusto, otras por imposición parental. Pero ahora de adulto, agradezco todo ese tiempo invertido. Es genial saber de tantas cosas y tener otra visión del mundo. Mis padres sacrificaron mucho para llevarme a donde estoy ahora, y la verdad es que les tengo que dar siempre las gracias por todo esto. También a mucha gente de mi familia, sobre todo mis tías y primos que estuvieron apoyándome desde el principio. Y a mis amigos verdaderos, que me defendieron y ayudaron cuando más lo necesitaba. 

 

Ahora, busco el amor. Pero no se ha convertido todavía en una prioridad.

Ya me enamoré una vez muy en serio de una chica, pero no salió como esperaba. 

Me engañó y luego me hizo tratar de ver como un patán ante la sociedad a base de mentiras y chismes. A base de hablar con el corazón en mano con la gente, todos se dieron cuenta de las mentiras y la situación tuvo un revés impresionante. Todavía me siento mal por ella, aunque ya no siento nada especial.

Fue un momento extremadamente duro para mí, pero que afortunadamente me hizo crecer como persona y sacar lo mejor de mí para salir adelante. Me hizo dudar del amor y cerrarme durante varios años, pero no me mató la ilusión de encontrar a esa chica.

Hoy en día, sigo buscando a la chica que me haga sentir nuevamente. Admito que luego de solo una experiencia, y aparte mala; soy muy malo en diferenciar cuando una chica ha querido andar conmigo. Y con las que yo he querido andar, el cerebro me falla. No logro decirle que me gusta o que quisiera ser más que amigos. Total, lo peor que me pueda ganar es un “no”, pero igual no me gusta que me digan eso, jajajajajajaja.

Me quedo en la friendzone por eso, jajajajajajajaja. 

Pero bueno. Estoy siguiendo mi plan de vida actualmente. Estoy viendo estudiar un posgrado. Gastando mi dinero en cosas que siempre quise tener de más chavo. Haciendo mis proyectos y locuras. Haciendo negocios. Conociendo gente, lugares y modas nuevas. Haciendo planes a futuro cercano. Viendo opciones. Estudiando artes. Viendo aprender un cuarto o quinto idioma. Saliendo con amigas y amigos. Jugando videojuegos, leyendo cómics. Escribiendo, dibujando, soñando. Rompiendo esquemas de pensamiento en el trabajo. Aprendiendo a ser padre a través de mis sobrinas y viendo a mis primos. Pensando y viendo lo que quiero tener para proveerles a mi futura esposa e hijos. Creciendo como persona y hombre. 

En resumen. Estoy siendo yo mismo y me siento feliz ahorita. 

Así que para todos aquellos que me siguen preguntando e insistiendo que ya me case:

“Yo soy feliz, y estoy cumpliendo mi plan de vida. ¿Y tú que tal?”.

Anime (¿caricaturas solo para niños?) Parte 1

Para aquellos que lean esto y que no conozcan del tema, aquí les dejo la definición del Anime de Wikipedia:

http://es.wikipedia.org/wiki/Anime

Y otra sobre los diferentes géneros (porque sino me pasaría mucho tiempo explicandolos todos):

http://es.wikipedia.org/wiki/Categor%C3%ADa:G%C3%A9neros_de_manga_y_anime

Una de las cosas que más me interesan actualmente es el anime.

Muchos dicen que son caricaturitas para niños solamente y que la gente adulta que los ve son tontos o que no tienen vida (te ven feo cuando dices que eres otaku y que eres “loser” o que eres “raro”).

Sin embargo, ¿Por qué no a todos les gustan los héroes de ojos grandes característicos de la animación japonesa? ¿Qué tienen en contra de esto?

En mi casa, personalmente hablando, me hacen burla sobre todo mi hermana que es médico, porque dicen que son muy estáticas (y se quedan haciendo las caras que hacían los personajes del clásico “Meteoro” o Mach Go Go de los 70’s) de ¡Oh! y ¡Ah!.

No me enoja sinceramente, sino que pienso que realmente no lo comprenden.

A muchos de nosotros nos ha marcado algún Anime en nuestra infancia. Hay aquellos que habrán visto a Astroboy, o Mazinger Z (en mi caso es la que más veía de niño), o Voltro, el Festival de Robots, o Candy Candy.

La gente de mi generación no lo negará que lloramos más de una vez con “Remi” o habrá quienes lloraron con Candy.

Pensemos en esto: si fuiste capaz de llorar con una serie animada ¿por qué lo consideras tan infantil?

Yo si lloré muchas veces al ver Remi, cuando lo dejan con el señor Vitalis, cuando éste muere, o sus amigos los perros y el mono Corazón Alegre también mueren. Si lo viste cuando tenías entre 5 y 10 años ¿Acaso no te conmovió? ¿No sentiste tristeza por la situación del huérfano? ¿No sentiste impotencia? y si no fue así ¿qué clase de sentimiento te produjo ver algo como esto?

Estoy hablando de series clásicas por supuesto.

En los 90’s salieron series como Dragon Ball y Los Caballeros del Zodiaco en México (Saint Seiya para los puristas).

En ese momento, el Anime pasó a ser estereotipado por la sociedad como violento, con claras muestras del gusto de los japoneses por la violencia, la sangre, los desmembramientos y la fantasía.

Sin embargo, NADIE puede negar que fueron un éxito y lo siguen siendo. Pero la sociedad no podía aceptarlo como tal. Tenía que haber algo malo con ello. Todavía recuerdo que cuando Pokemón salío en México, un sacerdote católico empezó a solicitar a su comunidad que tiraran a la basura los objetos con la imagen de los monstruos de bolsillo, porque eran diabólicos y que en sus nombres había ideas sexuales o mensajes subliminales que llevaban a los niños al Satanismo.

Total, ha habido una parte de la sociedad que no acepta el Anime como tal y trata de buscarle el lado malo.

En lo personal, a mi gustan mucho los animes de tipo Shonen, con contenido sobrenatural, o con visión futurista, y las series cómicas Ecchi. (Nótese que no es de tipo sexual, el Ecchi es un estilo en el cual los personajes femeninos muestran sus atributos pero no contiene escenas sexuales explícitas, sino que contiene erotismo cómico [como que el protagonista resbale y le baje la falda a una chica por accidente al querer sostenerse de algo]).

Lo que más me atrae de este tipo de series es la trama, siempre trato de ver entre 3 y 5 capítulos de una serie, para saber si la trama me convence, y en caso de que sea aburrida o no haya un desarrollo de los personajes, la descarto inmediatamente.

Un caso de una serie de este tipo que me marcó mucho fue Love Hina (http://es.wikipedia.org/wiki/Love_Hina       para que lean un resumen de la trama)

Inmediatamente me sentí identificado con el personaje principal, Keitarou Urashima, un joven de 20 años que nunca había tenido novia. La inocencia de Keitarou al encontrarse rodeado de bellas mujeres es algo que es muy gracioso y a la vez te pone a pensar. Los problemas que tiene para expresar sus sentimientos a la chica que quiere también son la principal fuente de risa de la trama, pero cuando ves las consecuencias y que la chica ya no te habla ni tu a ella porque ya te dio pena, pues es algo que a nosotros también nos ha pasado.

Si tienes la fortuna de tener novia (o) o esposa (o), trata de recordar que fue lo que hiciste para estar ella (él), o las experiencias que han vivido juntos. Después de esto, te invito a ver Love Hina u algunos de estos Animes y comparar si no hay cosas que te han pasado (salidas, accidentes, besos, citas, peleas, secretos, la comida, los días dificiles de ambos, conocer a sus familias, etc, etc):

– Love Hina.

– Ichigo 100%

– Karin (aquí la protagonista es mujer, aunque sea más Shounen [orientado a los chicos])

Son algunas de las que se me vienen a la mente.

Otras series tratan de situaciones de la vida normal o de como viven los adolescentes (vean la serie de Lucky Star y verán como viven las chicas en Japón y lo que implica ser un otaku en Japón).

Y las de estilo Seinen (Jóvenes adultos literalmente), tratan de temas sociales o de cuestiones de filosofía, religión, metafísica, etc.

Ejemplo:

-Sayonara Zetsubou Sensei (Literalmente dice “Adiós Profesor Desesperado”) critica duramente a la sociedad japonesa y sus modos de vida, así como utiliza a personajes que cada uno representa un problema psicologico peculiar (hay una niña que solo se comunica por el celular pero no puede hablar, otra que es una fan de los mangas yaoi [mangas hechos por mujeres en donde personajes masculinos de otros animes tienen relaciones homosexuales], una psicótica, etc)

-Umineko no Koro Ni (“Cuando las gaviotas lloran”) te presenta el concepto del gato de Schröedinger que es el concepto de las realidades alternas en las fisico-matemáticas. Pero aquí en cada realidad, los personajes son salvajemente asesinados y mutilados, criticando la violencia que existe en la sociedad actual.

En fin, podríamos pasar una vida entera escribiendo sobre este tema, pero prefiero dividirlo en partes diferentes.

Para terminar con esta sección, seas o no otaku te quiero preguntar esto:

¿Por qué sí o por qué no verías un Anime?

À bientôt.

Alex

Empezando en esto de los blogs

Hola:

Pues me gustaría comenzar diciendo que soy nuevo en esto de los blogs personales, así que por favor pido un poco de paciencia a todos.

Trataré de ser constante escribiendo aquí, porque una de las cosas que más me permiten relajarme en la vida es escribir.

Es algo que estoy tratando de retomar y que había dejado desde hace un tiempo, por cuestiones personales, pero que ahora estoy dispuesto a hacer.

Pues al momento estoy en un pequeño descanso del trabajo, así que me gustaría escribir un poco aquí para relajar mi mente de las presiones diarias.

Hace unos años, comencé a escribir una historia, que contenía vampiros (je je je, mis seres sobrenaturales favoritos) y trataba de como uno de ellos buscaba la redención ayudando a los humanos con trabajos sucios que ellos no podían hacer.

Voy a buscar ese texto para publicarlo aquí, y me gustaría mucho leer sus críticas. No soy un novelista experto, pero trato de no aburrir a mis lectores.

He de confesar que me baso mucho en juegos de rol y series que he visto o en libros que haya leído, pero lo que más me mueve es tratar de ser original en varios aspectos.

Trataré de subir imágenes y links de las cosas que me interesan también para poder compartirlas con ustedes.

Bueno, vamos a ver que es lo que sale de este nuevo proyecto que estoy empezando.

Hasta luego

Alex.