De vuelta a la Ciudad de México

Esto es noticia vieja, pero tenía que compartirla acá.

Desde hace 2 meses, regresé a vivir a la ciudad de México.

Fue una decisión complicada, ya que la verdad, estaba bien colocado en Tapachula. Dejé muy buenos amigos con los cuáles mantengo el contacto y una carrera profesional muy buena.

Honestamente, es una de las decisiones más difíciles que haya tomado en la vida, tanto como cuando me mudé para allá a vivir solo. La razón por la cuál regresé, es porque me preocupo demasiado por mi familia, y son mi prioridad en este momento. Cuando llegue el momento de formar la mía, pues ya mis prioridades cambiarán seguramente, pero en la de mientras, las cosas son así.

Me vine con un empleo nuevo, que si bien es interesante… Pues… dejémoslo así… es interesante y ya.

Creo que la prioridad de mi familia bien vale mi estabilidad laboral y el estar a gusto en una empresa que tiene gente que vale mucho la pena como en Tapachula.

Estar de vuelta en la ciudad me hace darme cuenta de que la situación no ha cambiado mucho. Como dice un dicho francés: “Plus cela change les choses, plus cela reste la meme chose” (perdón por las faltas de ortografía, pero mi teclado no tiene los acentos franceses). En español dice “Entre más cambian las cosas, más siguen igual”, y siento que es cierto.

Han habido varios cambios. La vida sigue siendo todavía más cara, edificios van y vienen, gente que va y viene también; nuevos caminos, construcciones, etc. Pero la ciudad sigue siendo la ciudad que dejé hace 3 años en esencia.

Le comentaba a mi hermana y a una amiga que luego de tanto tiempo de no estar viajando en metro, se siente raro, pero a la vez extrañamente familiar. Todavía me sé mover en el metro, pero todo lo que he leído en las noticias de los últimos años estando allá en Chiapas, me hace sentir un poco temeroso a los asaltos y demás gracias que suelen pasar ahí.

Polanco casi no cambia. Coyoacán ha cambiado algo, Insurgentes también, y varias zonas que he estado visitando también.

Siento que es a la vez un mundo nuevo mezclado con un mundo que ya conocía anteriormente. Todavía me sigo tratando de acostumbrarme, pero todavía no acabo.

Se respira el peligro, pero también la vida de las grandes ciudades como siempre. Espero que pronto la sensación de novedad pase de largo y me acostumbre nuevamente a caminar y a viajar dentro de la ciudad como lo hacía antes.

Sólo el tiempo lo dirá.

Mientras tanto, nuevamente estoy aquí, con sentimientos encontrados.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s